De como el arte puede ser desarticulado

El Jardín del Arte nace en Plaza Mijarez en IV Ayuntamiento. El objetivo primario era la exposición de artistas locales y talleres públicos viernes y sábados… pero, la inefable  discrepancia entre galeristas y artistas…

“La creatividad es permitirte cometer errores. El arte es conocer cuáles mantener”. (Scott Adams)

Condenarro (primera de dos partes)

La enorme diversidad de Los Cabos como destino turístico ha dado pie a alternativas de atracción, independientemente que enaltece el encanto y riqueza natural de la región cabeña y de Baja California Sur. Una de estas actividades es la inclusión dentro del turismo cultural, de las manifestaciones artísticas. El caso que nos ocupa, se refiere al arte plástico, la escultura, la artesanía, su comercialización y desde luego al uso de espacios públicos para tal efecto. Esto provoca muy frecuentemente malos entendidos en torno a una competencia desleal, o bien la capitalización oficial en torno a cualesquier actividad económica que se realice en la vía pública; esto último como posible trasfondo a lo ocurrido en la Plaza Manuel Mijarez de la cabecera municipal el pasado 2 de febrero.

Antes de continuar, definamos “Vía pública”: Cada uno de los lugares en una población, como las plazas, los jardines, las calles, etc, por donde pasa la gente. (Diccionario del Español Mexicano, Colmex). El reglamento de la actividad de comercio y oficios en las vías y áreas públicas del Mpo., de Los Cabos (20-II-2010), en su capítulo segundo, “de las definiciones”,  el artículo 4º fracción XXII, define: VIA PÚBLICA Las calles, avenidas, callejones, calzadas, bulevares, derechos de vía y de estacionamiento, carreteras, puentes y demás rutas que sirvan para el libre tránsito de personas, vehículos y semovientes; y, en atención a los acuerdos suscritos con instancias federales y estatales, se considerará también a las zonas de esparcimiento turístico y recreativo o cualquier zona federal. Impedir la expresión artística, en cualquiera de sus formas, sin llegar a la violencia y/o ilegalidad contraviene el Art. 7 de la constitución, así como el impedir que persona alguna realice un trabajo como modus vivendi sin la afectación a terceros, Art. 5º.

Retomando el origen de El Jardín del Arte, este inició por medio de la entonces directora de la casa de la cultura –no existía dirección municipal de cultura, esta dependía de la subdirección de educación y cultura de la dirección de desarrollo social, durante el V Ayuntamiento que presidió Miguel Ángel Olachea Palacios, quien proporciono este apoyo dado la inexistencia de instalaciones ni áreas para el arte plástico que ya se percibía en crecimiento entre la población local.
Exposiciones, pintura con caballete al aire libre y talleres gratuitos a niños y jóvenes que desde entonces se desarrollaban.

Con el tiempo, durante el VIII ayuntamiento, quedó formalmente instituido El Jardín del Arte con documento entregado a uno de los organizadores y pioneros ya en esa administración, Salvador Padilla de Alba, quien con otros artistas locales se instalaban los viernes por la tarde y los sábados, primordialmente en la zona frente a la Casa de Cultura, donde anteriormente existía un estacionamiento y aquellos grandes árboles entrañables y extrañables para la población vecina del Centro Histórico que le dio vida al Distrito del Arte mismo que de noviembre a febrero realiza el ya tradicional “Art Walk”. Originalmente obsequiaban a los transeúntes algún bocadillo, y una copa de vino y lo invitaban a ver el arte expuesto en las galerías, una generosidad que si bien ya se ha perdido, representaba una erogación más para el galerista que paga renta, permisos, impuestos y todo aquello a lo que un comercio establecido está obligado. También ocupaban en ocasiones el Kiosko.

La supuesta competencia en cuanto a la clientela de los participantes de El Jardín del Arte, donde también es preciso señalar, se han incluido vendedores de artesanías de todo tipo y textiles, perdiendo en cierto modo un tanto de la esencia de su origen, y los galeristas no tiene una merma real, con diálogo se logra que “el pastel alcance para todos”; el arte, en sentido económico tiene un gran mercado en todos los ámbitos y escalas, como dijera Frank Lloyd: Si se vende, es arte.

En la segunda parte daremos los pormenores referentes a las líneas de trabajo y acercamientos con la comunidad artística local y el nuevo Instituto Municipal para la Cultura y Las Artes que dirige Alan Castro.

“La esencia de todo arte hermoso, de todo gran arte, es la gratitud”. (Friedrich Nietzsche)

This entry was posted in Arte / Art, Comunidad, Cultura, Sociedad / Social Affairs and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to De como el arte puede ser desarticulado

  1. fidelia says:

    Si , el pastel alcanza para todos , pero creo que la expulsion de los artistas locales de la plaza mijares , radica profundamente en egos, codicia y megalomania, un dia en una cena escuche a una duena de galeria muy molesta comentar lo siguiente: El jueves nos pertenece a nosotros, que se creen estos muertos de hambre …
    Los galerista no quieren ahi a los artistas, de hecho es curioso y triste que a los artistas locales no se les invita a exponer en ninguna de las galerias ubicadas en el llamado el distrito artistico, para mas companias de bienes y raices y restaurantes nos abren las puertas ….. que es el art walk sin artistas? solo tiendas …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *