La marcha porque la paz no se nos marche ni tampoco se marchite

La marcha porque la paz no se nos marche ni tampoco se marchite

En tanto la sociedad se organizaba para marchar un daño colateral… menor de dos años se marchaba por algunos balazos…

¿Qué queremos? Es sencillo: Queremos paz para Los Cabos, si. ¡Si, Paz para Los Cabos!: la sociedad organizada

“No tengo suficiente fe en la naturaleza humana como para ser anarquista”. (John Dos Passos)

Condenarro

La creciente preocupación de la comunidad cabeña, no solamente en las dos principales ciudades del municipio, sino en toda su geografía e incluso en toda la entidad se hizo manifiesta el pasado sábado 21 de octubre en San José del Cabo y, con menor participación en la capital de La Paz, la sociedad civil, sin siglas partidistas, ni uniformes de corporativos, sindicales, e incluso sin la presencia de esquiroles, que nunca faltaban en manifestaciones similares, se realizó una marcha, una propuesta civilizada del por esa civilidad que debiese prevalecer.

La convocatoria fue generada en las redes sociales por una ciudadana, una habitante, madre, esposa, hija, sobrina, prima, amiga de residentes de este municipio. De entrada es necesario mencionar, la convocatoria fue tachada de manipulaciones, de vinculación con grupos con intereses partidistas y/o sociopolíticos dada la cercanía de elecciones y la guerra sucia en medios y redes sociales que se desata cada época pre electoral. Pero el único fin, y las caras, los gestos, y el comportamiento de todos y cada uno de los asistentes lo demostraron claramente, es obvio. Desde el inicio y hasta el final y aún hoy, tres días después y más adelante habrá murmullos, rencores, diatribas y señalamientos. El resultado no va más allá de quienes estuvimos presentes, las fotos lo muestran, aunque el calor humano no sale en la foto por mucha definición que tuviese la cámara.

El lunes, (cosa extraña, quizás no tanto) no apareció, en ningún medio informativo de Los Cabos alguna declaración, comentario, o alusión a la marcha por parte de ninguna autoridad, cámaras empresariales, asociaciones corporativas, sindicatos.

Participaron asociaciones civiles que, aun cuando cada una tiene sus causas y objetivos definidos, el deseo común es una ciudad que viva en paz, en convivencia sana. El objetivo y el mensaje se logró, quienes lo reciben y lo digieren… bueno ese es otro boleto. La sociedad civil que participó, incluso los que no, por causas laborales, familiares, de distancia u otros, también estará pendiente de una pronta respuesta a tan contundente y pacífico señalamiento. No es un favor, es una obligación que protestan cumplir al hacerse cargo de sus funciones como funcionarios –valga la redundancia-. Y esta con mención de el suscrito al gobernador y su secretario particular, de que es nuestra parte en esto de erradicar la violencia.

Los Cabos ha sido testigo de diversos movimientos sociales que se realizan por adversidades que se avecinan por efectos del progreso, el crecimiento y/o codicia; las guerras del marlín, el muelle de cruceros, la recuperación del faro viejo, el no a la minería tóxica y el SOS –con la desaparición de nuestro amigo David Sosa que hace seis años “se esfumó”, Cabo Cortés, la NOM 029, son algunos de los lugares comunes que nos han unido. Hablando de violencia y riesgo de perder la vida o la de algún familiar, este simple, pero profundo pesar es la huella que marcó la marcha.

Las expresiones, los saludos, el cantar por la paz, el coro del himno nacional que, paradójicamente es bélico, pero que mostro una unión ciudadana, hacen que el suscrito se reitere, con más ahínco y, seguro estoy algunos compañeros, como un simple y pobre ciudadano loco peligrosos irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que le representa a la autoridad que ni una sola palabra soez se escuchó.

“Sabemos que los derechos humanos solo se viven en escenarios de paz y que la paz, no solo es la ausencia de conflictos armados, es un concepto más grande y positivo que engloba el derecho a ser educado en y para la paz”. (IF)

This entry was posted in Comunidad, Sociedad / Social Affairs and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *